Las sabidurías de la Antigüedad. Contrahistorias de la filosofía I de Michel Onfray

Regresar a autores

​En la medida en que no atribuyamos a la anécdota el mismo poder teórico y la misma carga intelectual que el diálogo, el tratado o la demostración; en la medida que neguemos al juego de palabras, la ocurrencia, la provocación o los gestos su capacidad para enseñar, estaremos condenados a la incomprensión del pensamiento de los cínicos y lo cirenaicos. Pues éstos, que son muchos, proceden de la filosofía presocrática al mismo título que los sofistas o el materialismo abderita. Contemporáneos de Sócrates, forman una escuela, una sensibilidad coherente, y podrían figurar junto a los filósofos a quienes los doctores y guardianes del templo han acreditado como tales. Sin embargo, en cuanto pequeños socráticos, se pudren en lo más bajo de la historia de las ideas, a donde hay que ir a buscarlos para traerlos otra vez a la luz.

Anagrama , Barcelona , Analoga, Texto Contemporaneo, 2008, Página p. 114.