Las sabidurías de la Antigüedad. Contrahistorias de la filosofía I de Michel Onfray

Regresar a autores

De manera que la reputación –deplorable, por cierto– ha sido un obstáculo al deseo y la voluntad de honestidad que requiere la lectura de los fragmentos, el movimiento hacia la fuente. El edificio cirenaico evoca, por cierto, los yacimientos arqueológicos griegos de hoy: vasijas dispersas, triglifos y metopas semienterradas, escaleras derrumbadas, piedras separadas esparcidas, el esplendor y la majestad de otrora recubiertos de tierra y de hierba quemada y convertidos en lo sucesivo en campo de ruinas, rompecabezas al que le faltan para siempre las piezas más importantes. Pero lo que queda permite refutar las malignas afirmaciones y restaurar a Aristipo de Cirene con la dignidad de un pensador auténtico y digno de tal nombre.

Anagrama , Barcelona , Analoga, Texto Contemporaneo, 2008, Página pp. 108 y 109.