Cinismos. Retrato de los filósofos llamados perros de Michel Onfray

Regresar a autores

​Anacrónico, este programa ya no parece atraer a los filósofos contemporáneos, más preocupados por fundar nuevas tecnlogías y ortodoxias. El concepto mató a la vida, los malabarismos del lenguaje inocularon el tétanos en lo cotidiano: la existencia es la menor de las preocupaciones actuales. Pero nada nos prohibe desear que en este paisaje de desolación sople un espíritu pagano sobre los montes desiertos y las vastas extensiones lúgubres y poco hospitalarias de nuestro pensamiento contemporáneo. Ése es el precio de una ética poscristiana.

Paidós , Buenos Aires , Analoga, Texto Contemporaneo, 2009, Página pp. 79 y 80.