La fuerza de existir. Manifiesto hedonista de Michel Onfray

Regresar a autores

Como antídoto a la práctica filosófica platónica de esas épocas, Epicuro y los suyos procedieron de otro modo: el Jardín estaba abierto a todas y a todos, sin distinción de edad, sexo, cualidades sociales, cultura, ascendencia, sin intención de formar una élie destinada a ocupar lugares de privilegio en la sociedad, en especial con el propósito de reproducir el sistema social... El objetivo platónico es teórico y elitista; el epicureo, práctico y existencial. La historia de la filosofía se articula globalmente sobre estos dos tropismos: una práctica teórica a puerta cerrada, un compromiso existencial en la vida cotidiana.

Anagrama , Barcelona , Analoga, Texto Contemporaneo, 2008, Página pp. 73 y 74