La fuerza de existir. Manifiesto hedonista de Michel Onfray

Regresar a autores

El psicoanálisis freudiano, y sus diversos retoños, se centra en un mecanismo autónomo que guarda muy poca relación con la materialidad de la historia, La época, la familia, el lugar, el medio, la educación, los encuentros, la fisiología constituyen un material de  igual importancia para el inconsciente psíquico. Abogo, más bien, por un inconsciente vitalista, energético, materialista e histórico. La comprensión de una filosofía no puede, pues, llevarse a cabo sobre el modelo estructuralista y formal, platónico, como si el texto flotara en el éter, entre dos aguas metafísicas, sin raíces, sin relaciones con el mundo real y concreto. Un método de lectura debe, por lo tanto, pulirse para sacar a la luz los engranajes de ese mecanismo de egodicea.
Tomo el término de Jaques Derrida, que, en Dar la muerte, crea este neologismo que significa, a la manera de la teodicea de Leibniz, que todo discurso filosófico proviene de una justificación de sí.

Anagrama , Barcelona , Analoga, Texto Contemporaneo, 2008, Página p. 71