Blog de Marco Godínez

Nietzsche y los comienzos filosóficos

Regresar a blog

Comienzo técnico: formación del estilo

Publicado el 15/12/2010

El proyecto pretende asumir un desplazamiento conceptual entre origen y comienzo; lo anterior puede explicarse por las valoraciones negativas que Nietzsche realiza de aquél por relacionarse con la metafísica y el "origen milagroso". Foucault exhibe, quizás por primera vez, la confusión entre el concepto de origen comprendido como Ursprung, Herkunft, Entstehung, Gëbur, Anfang, Abkunft, y relaciona el trabajo de la genealogía más con Herkunft y Entstehung. Pero, la propuesta de mi proyecto no se dirige necesariamente a pensar el origen en función de la procedencia o la emergencia comprendidos por la genealogía de Foucault. ¿Qué hay de aquel comienzo, por ejemplo, comprendido como formación del estilo? ¿Se suscribe al problema del origen y la metafísica? ¿Encontramos relación con la genealogía? ¿Se puede pensar otra genealogía en Nietzsche (no la de Foucault)?

Hace unos días encontré (quizás leí con mayor detenimiento que otras veces) un fragmento que habla sobre la vanidad de los que no son genios. Pocos fragmentos de Nietzsche pueden leerse lejos de una interpretación aristocratizante en el pensamiento nietzscheano. Se trata de considerar que pensar es un proceso y un trabajo muy complicado, que requiere de un gran esfuerzo y una gran paciencia, antes que ser un resultado de una inspiración o un milagro. Cuando un hombre piensa en el milagro y en la inspiración del genio, se posiciona en la vanidad, porque para no rivalizar con él pretende no ponerse a su altura. Eso es mediocridad, según Nietzsche. Pero después hay una afirmación tan interesante como fuerte:

Además, admiramos todo lo perfecto y acabado, mientras que subestimamos todo lo que está en vías de realización. Ahora bien, nadie puede ver en la obra del artista cómo se hizo: aquí radica su ventaja, porque siempre nos deja un tanto fríos observar la génesis de algo. El arte acabado de la expresión descarta toda idea de devenir. (Humano Demasiado Humano, 162)


¿Qué cosa es esto? Lo que producen los hombres no proviene del milagro, porque surge de un trabajo que implica «aprender a colocar piedras, luego a construir, buscando constantemente materiales para trabajarlos». No hay «origen milagroso», es decir, no hay un «comienzo milagroso», quiero decir, Nietzsche habla de un comienzo técnico, frío, "metodológico".

La formación del estilo no es mas que comienzo técnico.

Comentarios